MILLANPLASOL

Construcciones para ser vividas, ayudamos a crear ambientes sanos y naturales

CASAS PASIVAS

Las casas pasivas son construcciones que toman el saber hacer de la arquitectura bioclimática y combinan un elevado confort interior con un consumo de energía muy bajo.

Con estas viviendas se consiguen ahorros de hasta el 90% en los gastos de calefacción, refrigeración, ventilación e iluminación respecto a una casa tradicional.

Las casas pasivas consiguen temperaturas de confort durante todo el año con un gasto mínimo sin necesidad de un sistema de calefacción convencional. La Directiva Europea pretende para 2020 que todos los edificios tengan un consumo energético casi nulo como el que ofrecemos actualmente en nuestras casas.

En nuestras viviendas la eficiencia energética viene de la mano del sistema constructivo y de un diseño inteligente y bioclimático. El revestimiento es muy termoaislante, evita los puentes térmicos, es estanco al aire y al viento. El sistema de ventilación con recuperación de calor, que incorporamos de serie en todas nuestras viviendas, renueva el aire permanentemente sin pérdidas de calor.

Todas nuestras viviendas obtienen la calificación Energética “A”.

 ¿QUÉ ES UNA CASA PASIVA?

Si queremos definirla  estrictamente, la casa pasiva es un edificio cuyo consumo de energía no excede los 15 KWh/m2/año. Si no queremos mostrarlo con números, entonces podemos decir que es un edificio, que no necesita calefacción tradicional por tener calefacción de bajo consumo. Oficialmente la casa pasiva es un edificio que cumple todos los requisitos del alemán PASSIVHAUS INSTITUT (Instituto de Casa Pasiva), además tiene la calificación oficial del instituto.  Para poder realizarlo, hay que considerar los aspectos durante la planificación. Es importante aprovechar las posibilidades y que el edificio sea compacto y bien orientado.

Por supuesto los materiales constructivos de las casas pasivas también tienen que cumplir todos los requisitos – hay bastantes. Las paredes, las puertas y ventanas, los techos etc., de alta calidad son indispensables, porque nuestro objetivo es construir edificios cuya pérdida de calor sea lo menor posible.

 ¿POR QUÉ  CASAS PASIVAS? 

Casas pasivas o de consumo casi nulo. Viviendas eficientes energéticamente, ecológicas y sanas; en las que se utilizan los recursos de la arquitectura bioclimática combinados con una eficiencia energética muy superior a la construcción tradicional. Son casas con un consumo energético muy bajo y que ofrecen durante todo el año  (a diferencia de la construcción tradicional) una temperatura ambiente confortable sin la aplicación de la calefacción convencional. La Directiva Europea pretende que en 2020 todos los edificios nuevos tengan un consumo de energía casi nulo. Nosotros ya lo estamos aplicando en nuestras viviendas.

CRITERIOS DE UNA CASA PASIVA 

Las casas pasivas son casas que utilizan recursos de la arquitectura bioclimática, pero que combinan ésta con una eficiencia energética sin igual: son casas herméticas. Las ventanas existen para que entre la luz y puedan abrirse, aunque no se hace para evitar que se escape el calor. El aislamiento de estos hogares es absoluto, y la renovación del aire se realiza a través de un sistema de ventilación con un intercambiador de calor, que renueva el aire evitando que se escape el calor con él.

 

CLAVES DE DISEÑO Y CONSTRUCCIÓN

EFICIENCIA ENERGÉTICA

El concepto de eficiencia energética está estrechamente ligado al de ahorro energético

Los edificios pasivos o de consumo energético casi nulo (nZEB) combinan un elevado confort con un consumo de energía muy bajo.

En nuestras viviendas la eficiencia energética viene de la mano de un diseño inteligente y bioclimático y del sistema constructivo con su revestimiento de estructura de madera, el cual es muy termoaislante, evita los puentes térmicos, es estanco al aire y al viento. Todo ello crea las condiciones constructivas ideales para la instalación de una ventilación controlada con recuperación de calor, con la que equipamos de serie todas nuestras casas con el nombre técnico de recuperación de calor con entrada de aire fresco.

Todas nuestras viviendas obtienen la Calificación Energética “A”.

 PLANIFICACIÓN Y DISEÑO Es de vital importancia un diseño inteligente y bioclimático de  la vivienda. Una casa solar pasiva bien diseñada tendrá temperaturas agradables constantes en el interior durante todo el año y hará un buen uso de la luz natural. Por lo tanto, requerirá menos energía para calentar, enfriar y alumbrar que una casa convencional

AISLAMIENTO TÉRMICO Gracias a un espesor considerable de aislamiento térmico, las casas pasivas sufren una pérdida de calor muy limitada. Las necesidades de calefacción aún necesarias son casi nulas.

AISLAMIENTO TÉRMICO Gracias a un espesor considerable de aislamiento térmico, las casas pasivas sufren una pérdida de calor muy limitada. Las necesidades de calefacción aún necesarias son casi nulas.

LOS PUENTES TÉRMICOS La eliminación de los puentes térmicos permite disminuir las pérdidas de calor y evitar patologías debidas a la condensación (hongos, etc.).

CONTROL DE ESTANQUEIDAD DEL AIRE Control de estanqueidad del aire. Los orificios en la envolvente del edificio causan un gran número de problemas, particularmente durante los periodos más fríos del año. Los flujos de aire del interior al exterior a través de grietas y huecos tienen un alto riesgo de provocar condensaciones en la construcción. Una buena estanqueidad al aire aumenta el confort y disminuye las pérdidas. Con una casa pasiva, el habitante dispone de un edificio que garantiza un gran confort térmico y una calidad constructiva superior, gracias a un concepto inteligente y no gracias a una infraestructura desmesurada.

PUERTAS Y VENTANAS Las puertas y ventanas son desde un punto de vista térmico, el punto débil de la construcción en el sentido de que son una fuente importante de pérdidas de calor o frío. En todas nuestras viviendas instalamos ventanas de madera laminada de primera calidad.

SISTEMA DE VENTILACIÓN CON RECUPERADOR DE ENERGÍA Instalamos un sistema de VMC doble flujo (con certificación Passive House Institute)  que asegura la calidad del aire y aporta un gran confort térmico y ahorro de energía. Con este sistema y un pequeño aporte de calor, mediante una estufa de biomasa (aconsejamos pellets) y suelo radiante eléctrico de bajo consumo en los baños, conseguimos que en nuestras viviendas puedan eliminarse los sistemas de calefacción tradicionales.

SISTEMA DE CALEFACCIÓN

Si fuéramos capaces de aprovechar eficientemente la energía del sol, no necesitaríamos ninguna otra fuente adicional de energía. 

En las casas de consumo casi nulo, las ganancias de calor internas generadas por las personas, los electrodomésticos y la iluminación forman parte del balance energético del edificio, siendo necesario un aporte mínimo para mantener la temperatura de confort.

ENERGÍAS RENOVABLES

Las energías renovables son el complemento ideal para el abastecimiento energético. 

Las calderas o estufas de biomasa, las placas solares térmicas y los sistemas de bomba de calor de alta eficiencia aportan energía limpia y de bajo consumo.